¿Cuándo vacunarán a todo el personal de salud? Es justo y necesario

610

Columna de opinión por el médico David Vasquez Awad.

La pandemia por Covid-19, que en Colombia ya supera el año de duración, ha cobrado miles de víctimas mortales, centenares de ellas entre médicos y personal de salud.

Hace más de un mes que se está aplicando la vacuna y con tristeza vemos que ese personal médico y de talento humano, en su mayoría aún no ha recibido siquiera la primera dosis.

Los aplausos, las palabras bonitas y las palmadas en el hombro fueron y son importantes, pero vemos que miles de personas que atendemos a diario pacientes de distintas patologías y condiciones, no estamos vacunados.

Razones dan muchas (cuando dan): que el gobierno, que el ministerio, que la secretaría, que la IPS, que el transporte, que la prioridad, pero la realidad cruda es que la mayoría estamos aún sin vacunar. ¿Cuántos más debemos morir? ¿Cuántos más debemos contagiarnos?
No nos creemos más que otros, pero la cuota de sacrificio que hemos puesto, muchas veces sin condiciones favorables de trabajo, sin el bono que hace unos meses otorgó el gobierno -y que muchos no recibimos- ha sido y sigue siendo muy alta.

Mientras son centenares los vacunados sin ninguna justificación (colados que llaman), somos miles los trabajadores de la salud que aún seguimos esperando (casi que suplicando) la primera dosis de la vacuna. ¿Por qué no se organiza un programa tan sencillo como que cualquier persona que trabaje en salud, con su identificación que pruebe tal condición (RETHUS por ejemplo) simplemente vaya a su EPS y sea vacunado de inmediato?

Entre tanta palabrería, promesas y fotografías, que no han hecho sino “vedettizar” la vacunación, ¿no habrá algún funcionario que se apersone de la responsabilidad y el deber de que quienes trabajamos en salud podamos acceder de manera inmediata a la vacuna?

Las IPS, algunas tan indolentes y metalizadas, ¿no sienten una sensación de malestar al ver a sus trabajadores seguir laborando sin estar vacunados?
Decepción, tristeza y sensación de injusticia y orfandad rodea a médicos y personal de salud, al ver la feria de la vacunación desfilar ante sus ojos cansados…