Hombre es señalado, presuntamente, de propinarle golpiza a un joven en conjunto residencial de Ibagué.

1117

Como persona no grata es considerado Johan Darío Galvis Murillo por parte de algunos residentes del conjunto Alta Gracia en Ibagué.

El ciudadano quien, según este documento de la función pública es Especialista en Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario Aplicado a los Conflictos Armados, y que habría trabajado en la Alcaldía de Fusagasugá como director administrativo o financiero o técnico u operativo, al parecer tiene algunos antecedentes internos de maltrato contra mascotas del conjunto y especialmente contra un joven de 20 años de edad a quien, presuntamente, ha golpeado en diferentes oportunidades.

2.1

Los hechos comenzaron el 27 de noviembre de 2021 cuando, sobre las 8:10 de la noche, el muchacho salió de una de las torres del conjunto acompañado de su mascota.

De acuerdo con información conocida por Revista Asuservicio y que nos abstenemos de publicar para no entorpecer el proceso judicial que se adelanta por este caso, el hijo de Galvis Murillo se ve en el video de una cámara de seguridad corriendo por un pasillo externo a la torre.

Justo en ese momento una canina salió ladrándole al menor, lo que provocó que este se devolviera para buscar a su padre mientras que la mascota hizo lo mismo con su amo.

El hecho provocó malestar en Johan Darío, quien segundos después dejó a un lado la mascota que él también llevaba y se acercó al joven para, aparentemente, reclamarle por no tener cuidado con el comportamiento de la canina.

Al ver la posición defensiva de Darío la mascota del muchacho le ladró, lo que provocó ira en el adulto, a tal punto que impulsó su pierna derecha y le pegó una patada a la perrita arrojándola aproximadamente a un metro de distancia.

Ante lo ocurrido el muchacho intentó reaccionar; sin embargo, una acción intimidatoria de Galvis Murillo hizo que el joven se agachara y fue cuando este último recibió lo que, para algunos testigos, habría sido una golpiza que lo dejó tendido sobre el pasillo y prácticamente inmóvil por cerca de un minuto.

Aunque los actos de intolerancia presuntamente han sido repetitivos, el más reciente ocurrió sobre las 7:00 de la noche del sábado 30 de abril del presente año.

De acuerdo con mensajes de WhatsApp publicados en los grupos del conjunto y que fueron enviados a este medio de comunicación para denunciar la situación, Isabel Ceballos, madre del joven, pidió ayuda porque, según un audio grabado aparentemente por ella y divulgado en esa misma aplicación de mensajería, su hijo acababa de ser agredido nuevamente por Johan Darío Galvis.

“Vecinos auxilio. El tipo que mantiene pegándole a mi hijo lo volvió a coger en la portería y yo no estoy. Ayúdenme, salgan a la portería uno y ayúdenme” dice el audio.

Ante esta petición, un audio, al parecer enviado por otra residente del conjunto, deja oír con algo de angustia la necesidad de dar aviso a las autoridades. “Dios mío, llamen la Policía” dice. De inmediato los textos de apoyo al joven y a su mamá no se hicieron esperar.

2.7

2.3

El disgusto por lo ocurrido fue tal, que algunos habitantes llegaron hasta el apartamento de Galvis Murillo para hacerle el reclamo. Debido a la situación la puerta de su vivienda recibió varios golpes, por lo que miembros de la Policía Metropolitana tuvieron que intervenir para controlar la situación.

2.9

Galvis se defiende.

Por la denuncia ciudadana en contra de Johan Darío Galvis Murillo, Revista Asuservicio lo contactó para conocer su versión.

El ciudadano aseguró que los señalamientos que hacen en su contra no corresponden con la verdad, y agregó que, frente al primer caso ocurrido en noviembre de 2021 actuó en defensa propia luego que la mascota del joven inmerso en el problema mordiera a su hijo de 6 años.

Agregó que algunos vecinos del conjunto se están dejando manipular por la madre del joven y arremetió, incluso, contra la administradora de la copropiedad por considerar que “En multiplicidad de veces hemos oficiado, por escrito y a través del internet, que nos sean suministrado los videos, y ella en un silencio administrativo, entendería yo, no ha dado respuesta a los mismos” dijo.

Este medio intentó obtener el testimonio de la mamá del joven implicado, pero dijo que por recomendación de su abogado no hablará en medios de comunicación y que dejará la investigación en manos de la Fiscalía a donde ha hecho llegar todas sus pruebas de lo ocurrido.

Entretanto, Galvis Murillo sostuvo que también tiene su material probatorio en manos del ente acusador.

Por ahora algunos habitantes del conjunto señalan que si el adulto continúa con estos comportamientos agresivos contra el joven u otras personas del lugar, programarán un plantón buscando eco en las autoridades; pues aseguran que, aunque el conjunto es propiedad privada, si estos hechos no se dan a conocer públicamente podría pasarse de problemas de convivencia a actos donde se pueda ver comprometida la vida de alguien.

2.8