Ibaguereños no comen cuento sobre visita de la Alcaldía al operador del PAE

242

Muy molestos se han mostrado los padres de familia de instituciones educativas oficiales de Ibagué al considerar que la Alcaldía ha resultado un fiasco en la decisión tomada contra el operador Unión Temporal Compartir Ibagué 2022, al mantenerlo encargado de suministrar el PAE en la ciudad luego de que el miércoles 11 de mayo varios almuerzos que eran para alimentar a los estudiantes del colegio Ciudad Luz salieran en estado de descomposición.

11.4

Y es que, durante las últimas horas, la oficina de prensa de la Administración Municipal ha enviado varios boletines donde informan que la alcaldesa encargada, Johana Aranda, en compañía de funcionarios de la Secretaría de Salud de Ibagué, Secretaría de Educación y de la Oficina de Control Interno, realizaron visitas a diferentes instituciones educativas para supervisar los almuerzos escolares, y que a tempranas horas de la mañana de este viernes hicieron una visita sorpresa a la planta de producción del operador del PAE.

13.7

Sin embargo, en ninguna parte de lo informado hasta el momento han hablado de algún tipo de sanción inmediata contra la entidad que tiene a cargo la inmensa responsabilidad de suministrarle los almuerzos a gran parte de los estudiantes de colegio oficiales en la capital tolimense.

Aunque en una de las declaraciones que Johana Aranda dio a través de la oficina de comunicaciones indicó que “nosotros desde la autoridad sanitaria y con todo nuestro equipo vamos a estar atentos a recibir estas inquietudes y a tomar todas las acciones a que haya lugar para garantizar que nuestros niños tengan una alimentación sana, segura y saludable”, hay quienes sostienen que esas garantías de las que la funcionaria habla tuvieron que empezar a darse desde el mismo momento en el que, con evidencias claras donde se ven gusanos y gorgojos en los platos con comida, se conocieron por parte de padres de familia del colegio Ciudad Luz.

11.5

Revista Asuservicio consultó a dos profesionales, uno del campo de la medicina humana y otro del área de la medicina veterinaria, para conocer de primera mano los posibles riesgos a los que se expone una persona cuando consume comida en descomposición.

El primero de ellos, un médico especialista y quien pidió no revelar su identidad, indicó que, dependiendo del tipo de gusano que haya sido, podría desencadenar una parasitosis intestinal, generando diferentes síntomas como dolor abdominal, vómito, diarrea y hasta una posible intoxicación. El primer síntoma, según algunos padres de familia, ya lo han presentado sus hijos desde que comenzaron a recibir los almuerzos en el colegio.

Entretanto, el médico veterinario, Hader Celis, fue más allá y no solo dio su concepto sobre lo que puede transmitir un gusano en la comida, sino que condenó que la Alcaldía no haya cancelado el contrato del operador por considerar que los estudiantes que consumieron los alimentos en descomposición estuvieron expuestos a graves riesgos de salud.

“Nosotros en nuestra carrera vemos higiene de alimentos y los gorgojos son indicativo de que el producto ya lleva un tiempo que no es el normal para ser consumido” dijo Celis, y agregó “Los gusanos indican que (el alimento) ya ha tenido contaminación y que tiene un proceso de descomposición al interior del mismo. La posibilidad de que se multipliquen bacterias o agentes patógenos tipo salmonelas son muy grandes. En el caso de los gusanos, es evidente que ahí debe haber un proceso de contaminación de un insecto que colocó sus huevos que se volvieron gusanos y esos después van a ser agentes libres, pero que indican el descuido, la falta de higiene y el riesgo epidemiológico que generan estas circunstancias”.

FUNDACIÓN GRANDE

Frente a la permisividad con que la Alcaldía ha manejado este hecho al hablar de estar verificando la manipulación, procesamiento y transporte de los alimentos del operador encargado del PAE sin tomar los correctivos inmediatos que ameritaban las evidencias anexadas por los padres de familia del colegio Ciudad Luz, Hader Celis dijo “Si esto se presentó, la Alcaldía tenía que haber ido inmediatamente a revisar, porque ya después que esto fue noticia de que los alimentos presentaran esas malas condiciones, seguramente que el proveedor que tuvo la  indelicadeza de enviar ese producto a los niños, también hizo aseo, hizo mantenimiento, e hizo la sacada de los alimentos que estuvieran en descomposición”.

Por su parte, la ciudadanía se ha manifestado a través de las redes sociales pidiéndole a la Alcaldía que se tengan en cuenta los casos de otras instituciones educativas de Ibagué, donde la comida se pierde debido, aparentemente, también a deficiencias en la preparación o el transporte.

13.4

13.5

13.6