Patrullero de la Policía rescata caninos en condición de calle

401

Ver perros en condición de calle es un hecho cada vez más frecuente en muchos lugares de Colombia; sin embargo, en Murillo, estos caninos han encontrado un padrino que diariamente se viste de color verde oliva, no solo para cumplir su deber como policía, sino también, para velar por animales que no cuentan con un hogar que les brinde el cuidado que requieren.

3-1

El patrullero Frank Armando Pineda, oriundo del municipio del Líbano, lleva 15 años en la institución, y aunque buena parte de su carrera la ha desarrollado en el departamento de Antioquia, hace algún tiempo volvió a las frías tierras del norte del Tolima para continuar con su labor.

Con su calidez humana, allí en Murillo ocupa gran parte de su tiempo en ayudar caninos que se encuentran sin techo ni comida.

Desde que llegó a este lugar, ha logrado en compañía de defensores de animales conseguirle hogar a más de cien perros, entre ellos a “Luna”, una mascota que encontró abandonada en el páramo del nevado del Ruiz.

3-2

Hasta allá llegó Pineda luego de recibir información por parte de la comunidad, quienes lo enteraron que había varias mascotas desamparadas que necesitaban de su apoyo.

Y aunque el salario lo tiene comprometido para gastos personales y familiares, este uniformado destina una parte de su dinero, y ayudado con rifas, para comprar alimento y elementos con los que mitiga la necesidad de estos animales en situación de calle, mientras consigue realizar jornadas de esterilización y los ubica en lugares donde se puedan quedar, en lo posible de manera permanente.

merca-ariel-pequeno

Su amor por las mascotas es tal, que de esos caninos abandonados adoptó a Esparki, Fiona y Duquesa, los cuales hoy hacen parte de su familia.

Con esta labor de construcción de tejido social, el uniformado Pineda demuestra que cuando se quiere, SE PUEDE.