Supuesto funcionario de EPS llamó para hacerle seguimiento de Covid-19 a un niño sin estar contagiado

285

Hasta el Covid-19 resultó ser una oportunidad usada, presuntamente por delincuencia, para buscar incautos y sacar provecho a través de llamadas telefónicas.

heliscan-1-0

En las últimas horas, una mujer quien pidió reservar su nombre terminó asombrada de ver cómo intentaron sacarle información utilizando el supuesto seguimiento de la enfermedad inexistente de uno de sus hijos.

Todo comenzó cuando la mujer recibió una llamada en la que le preguntaron que si era la acudiente del menor de edad – citándole nombre y apellidos completos del joven –  al que le debían hacer seguimiento por el contagio del virus.

Sorprendida, preguntó por qué la estaban indagando sobre el muchacho si él no había presentado la enfermedad y menos había reportado algo en la EPS. “Cómo así si a mi hijo no le están haciendo cerco epidemiológico porque mi hijo no sale, no ha tenido consulta por síntomas y tampoco se le han hecho pruebas” fue lo que le respondió la mujer al sujeto que la llamó.

2-ideal

Al escuchar esto el hombre colgó; sin embargo, la ciudadana insistió llamándolo desde otra línea telefónica donde tiene un identificador de números desconocidos y lo que le apareció en la pantalla del teléfono respondió sus dudas.

“Fraude EPS Sanitas” fue lo que dejó ver el identificador que de inmediato alertó a la mujer y que la llevó a comunicarse con la entidad para corroborar si era verdad que su hijo estaba en lista de pacientes Covid para seguimiento o cerco epidemiológico.

25-5

Ante la pregunta, la denunciante asegura que funcionarios de la EPS Sanitas le respondieron que no era cierto que su hijo estuviera en dichos listados y que debía tener cuidado porque se trataba de una llamada de suplantación.

Revista Asuservicio marcó insistentemente al número que aparece en la captura de la imagen que envió la ciudadana, pero en cada llamada, luego de dos timbres colgaban.

analicemos

La Policía hizo un llamado para que, ante comunicaciones como esta, los ciudadanos se abstengan de dar cualquier tipo de información que pueda poner en riesgo su economía, su familia o incluso su vida misma.